Bajar Musica Cristiana Gratis :

Ernest E. Mosley - Prioridades En El Ministerio


“No voy a llorar más.”Estas palabras angustiadas venían de un ministro que compartía sus problemas ministeriales en una carta. No sé si surgían de un simple cansancio emocional o de la sensación de haber llegado al límite. Pero sí sé que muchos ministros están llorando, si no exteriormente, al menos interiormente, porque demasiados de ellos experimentan sentimientos de frustración y de derrota. Las razones son múltiples. Varían desde lo que Wayne Oates describiera como el aroma amargo de la pobreza parroquial, hasta las presiones de un mundo sobre estimulado o las iglesias y sus miembros. Muchos ministros se sienten identificados con la mujer descrita por el poeta John Keats: “En lágrimas se hallaba entre el maíz ajeno.” Por cierto que no todos se sienten enajenados, pero el número pareciera estar creciendo. Se siente en las conferencias, en las librerías y demás lugares donde los ministros se reúnen para discutir sus problemas. También se siente en las cartas dirigidas a los líderes denominacionales.Tres cosas resaltan claramente:En primer lugar, los ministros no son más sicóticos que los miembros de cualquier otro grupo profesional. Puede que lo sean menos. El ministro puede tener la necesidad urgente de consejo, pero rara vez necesita ayuda siquiátrica.En segundo lugar, la carencia universal de los ministros pareciera ser la preparación técnica para su tarea. La idea generalizada es que cualquiera puede ministrar. Sospechamos que con demasiada frecuencia se educa a los ministros con pautas oscuras e ideales escolásticos en vez de tomar en cuenta lanecesidad de aprender a manejar sicológica y prácticamente la infinita variedad de problemas en la iglesia de hoy. La habilidad para saber manejar los problemas son una cualidad natural e inherente; debe ser adquirida.En tercer y principal lugar, no hemos enfatizado el aspecto racional del llamado al ministerio, del cual la exteriorización del amor es requisito fundamental. Las tareas del ministro incluyen ayudar a la gente a encontrar la vida integral. La integridad depende de un sentido sano de pertenecer. Pertenecer implica relaciones sanas. Si las relaciones personales del ministro están distorsionadas,es imposible que comunique la integridad que se encuentra en Jesucristo.

FORMATO: PDF

DESCARGAR TusFiles
Share this article :

Publicar un comentario en la entrada

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. Libros Cristianos Gratis Para Descargar - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger